Panorama Político Chaqueño
Algunos lograron lugares claves

Con las listas "nacionales" definidas, los candidatos siguen jugando sus cartas

Cuando parecían todas las cartas jugadas, el armado para las PASO nacionales y la imagen de cara a las Generales provinciales, estarían acaparando la atención de todos. (Dibujo: NOVA)

Las PASO provinciales quedaron en el pasado y los resultados ya provocaron todos los efectos posibles en cada una de las líneas políticas. Algunos para bien y otros para mal. ¿Por qué? Porque en Juntos por el Cambio sirvió para mostrar la tan anhelada “unidad” y, en cambio, en el oficialismo parece haber profundizado la grieta.

Tras el 18 de junio, los candidatos que oficializaron su “clasificación” al 17 de septiembre tomaron la campaña por el mango y comenzaron a manejar los hilos internos. Claro está, el que mejor pudo inflar el pecho fue Leandro Zdero, de Chaco Cambia en la interna de Juntos por el Cambio, que a base de algunas localidades fuertes en el interior y la gran ventaja de Roy Nikisch en la capital, le ganó la interna a Juan Carlos Polini.

A pesar de esto, la foto que se mostró ese mismo domingo, o mejor dicho el lunes en horas de la madrugada, fue la del abrazo entre los dos máximos referentes y un inicio al camino de unidad y de trabajo en conjunto, que terminó desembarcando en la formación de una lista de consenso para las PASO nacionales, donde tendrán a Gerardo Cipolini como principal precandidato a Diputado nacional, acompañando la lista de los dos presidenciables de la línea política (Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta), y además a Delfina Veiravé, ex precandidata a vicegobernadora de Polini, como precandidata al Parlasur.

En cambio, en el oficialismo, la ruptura de relaciones entre el gobernador Jorge Capitanich y el intendente de Resistencia Gustavo Martínez (hoy impulsando la imagen de la Corriente de Expresión Renovada) parece haberse profundizado. Sucede que luego de los comicios, se habría repetido un encuentro entre ambos, que no fue el primero, pero que si habría marcado a fuego el clima que se vive en el Justicialismo.

¿Relaciones rotas? Al parecer, el pedido que repite hasta el hartazgo el diputado Atlanto Honcheruk (presidente del interbloque legislativo del Frente de Todos) de unir todas las partes del peronismo provincial, sería imposible en este contexto. ¿Grieta profundizada? Según algunos pasillos de Casa de Gobierno, tras el encuentro entre “Coki” y Gustavo, los ecos afirmarían que “es imposible acercar las partes”.

En ese contexto, las “pretensiones” de Martínez serían demasiado altas para la consideración del gobernador que busca una nueva reelección. ¿Con qué fin? Demostrar una unidad y acompañamiento a la gestión provincial que signifiquen volver a enamorar a un electorado un poco enemistado con el oficialismo, por los últimos acontecimientos judiciales, que enlutan al Chaco y tienen casi una relación directa con la gestión provincial por su cercanía al Clan Sena.

Según los mismos ecos de pasillo, el pedido de Martínez de “ceder” algunos ministerios y empresas provinciales a su favor, no serían bien vistos por la gestión de Capitanich, producto de que no convencieron los números alcanzados por la fórmula que impulsó el jefe comunal de la capital en conjunto con Viviam Polini. A raíz de esto, la propuesta nacional del gobernador, fue con nombres de su confianza, sin abrir la consulta a otros referentes de la línea política.

Si bien falta para las Generales de la provincia y las listas nacionales ya están definidas para las PASO, el armado político del Chaco no terminó y algunos referentes y candidatos siguen jugando sus cartas para no perder el terreno ganado y, otros, para recuperar el territorio que presienten haber perdido.

Lectores: 1427

Envianos tu comentario